Historia Fundación de Guayaquil

32 Laminas que te cuentan la 
Historia de la Fundación de Guayaquil

Da clic en la imagen para ver la lamina en tamaño completo


La historia de la ciudad de Santiago de Guayaquil se remonta a inicios de 1534, cuando, luego de asistir a la muerte de Atahualpa en Cajamarca, los españoles emprendieron la conquista de lo que el padre Juan de Velasco llamó: “El Reino de Quito”.

Fue así que don Diego de Almagro llegó hasta las orillas de la laguna de Colta, cerca del antiguo poblado indígena de Riobamba, y el 15 de agosto de 1534, dispuso y llevó a cabo la fundación de la ciudad de Santiago de Quito (Santiago en los territorios de Quito, hoy Guayaquil), con la advertencia de que ésta se podría mudar a otro lugar más propicio en el que se pudiera establecer de manera definitiva.

Posteriormente y para cumplir con lo dispuesto por Almagro, Sebastián de Benalcázar, Francisco de Orellana y Diego de Urbina, trasladaron la ciudad de Santiago a diferentes puntos de la región llamada entonces de Huaillaquile, por lo que dejó de llamarse Santiago de Quito y adoptó el nombre de la nueva región: Santiago de Huaillaquil, convirtiéndose, con el paso del tiempo, en nuestra Santiago de Guayaquil.

“La ciudad fundada en 1534 en lo alto de la cordillera andina, a orillas de la laguna de Colta, luego de un largo peregrinar, por junio de 1547 quedó establecida, definitivamente, en el lugar en el que hoy se encuentra”

Pocos años más tarde, su actividad industrial y comercial rendiría extraordinarios beneficios a la Corona Española, especialmente a través de la exportación de productos que -desde el puerto- se comercializaban con Lima, Panamá y las costas de Nueva España. Estos consistían en: cacao, Zarzaparrilla, jarcia y una gran variedad de maderas finas tales como roble, guachapelí, amarillo, palo negro y mangle;también por Guayaquil salían las mercaderías que bajaban de Quito y Cuenca, como paños, cordobanes, calzado, alpargatas, calcetines baquetas, biscochos, jamones, quesos, alforjas, etc. En cuanto al ingreso de mercaderías las principales eran loza, cristalería, ropa, armas, pólvora, vinos, harina de trigo, manteca, pasas, higos y azúcar.

Fuente Biblioteca Municipal de Guayaquil