Presidente Luis Cordero Crespo

Da clic en la imagen para ver la lámina en tamaño completo
Administración.- PRESIDENTE CONSTITUCIONAL: Del 1 de julio de 1892 al 16 de abril de 1895.

Biografía.- Nació en la hacienda Surampalti, parroquia Déleg,
provincia del Cañar el 6 de abril de 1883, murió en Cuenca el
20 de enero de 1912.
Obras.- Puso empeño en los problemas fiscales. Las obras
públicas y la enseñanza fueron atendidas desde el primer día de su gobierno. En lo económico se sintió desequilibrio entre los ingresos y egresos; las entradas nacionales no alcanzaban a pagar los gastos; a lo que vino a añadir los cuantiosos gastos hechos para la defensa del país; por la posible agresión peruana cuyo congreso se negó a aprobar el tratado Herrera-García. Los territorios Amazónicos estuvieron mejores atendidos en el aspecto misionero. Los PP. Salesianos fundaron el Vicariato Apostólico de Méndez y Gualaquiza.

LA VENTA DE LA BANDERA.- En 1895 ocurrieron cosas graves: Chile cedió a Japón un buque de guerra para que fuera utilizado en el combate Chino- Japonés, pero como los países americanos habían resuelto permanecer neutrales, estos no podían vender material de guerra a los combatientes; entonces, Chile obtuvo permiso de nuestro Gobierno para que la mencionada nave cruzara el Pacífico con la Bandera Ecuatoriana. A Caamaño y Cordero se los señaló como los principales complicados en este hecho vergonzoso para la nación, hecho que indignó al pueblo entero hasta tal punto que incontenibles sublevaciones armadas obligaron a dimitir al presidente.

Aspecto positivo

Puso empeño en los problemas fiscales. Las obras públicas y la enseñanza fueron atendidas desde el primer día de su gobierno.

Como diplomático lució con dignidad y miembro correspondiente de la Academia Española y otras instituciones culturales y sociales, nacionales e internacionales.


Aspecto negativo

En 1895 ocurrieron cosas graves: Chile cedió a Japón un buque de guerra para que fuera utilizado en el combate Chino-Japonés, pero como los países americanos habían resuelto permanecer neutrales, estos no podían vender material de guerra a los combatientes; entonces, Chile obtuvo permiso de nuestro Gobierno para que la mencionada nave cruzara el Pacífico con la Bandera Ecuatoriana.

A Caamaño y Cordero se los señaló como los principales complicados en este hecho vergonzoso para la nación, hecho que indignó al pueblo entero hasta tal punto que incontenibles sublevaciones armadas obligaron a dimitir al presidente