Tratado de Giron y la Batalla de Tarqui

Da clic en la imagen para ver la lámina en tamaño completo



El Tratado de Girón fue un tratado firmado el 27 de febrero de 1829 como consecuencia del triunfo del ejército de 4.200 soldados de la Gran Colombia, dirigido por General Antonio José de Sucre, ante el ejército de la República del Perú, compuesto de 4.500 efectivos y dirigido por General José de La Mar, en el sitio de Tarqui que duro dos horas.
Los objetivos del general peruano José de La Mar era la anexión de las provincias sureñas de Guayaquil y Azuay, que conformaban el Distrito del Sur de la Gran Colombia, a la República del Perú por medio de un bloqueo naval y desembarco posterior en el puerto de Guayaquil.
Ante la invasión del ejército peruano, el general gran colombiano Sucre se aprestó a conseguir por medios pacíficos el arreglo limítrofe. Sus gestiones no tuvieron resultados favorables debido a que el General del Perú La Mar no aceptó en ningún momento tales proposiciones. Por tal motivo ambas naciones, Perú y la Gran Colombia, se fueron a la guerra.
El general José de La Mar, fue derrotado en la batalla del Portete de Tarqui por el general Antonio José de Sucre. La Mar firmó el Tratado de Girón el 28 de febrero pero no desocupó Guayaquil, aduciendo que consideraba vejatorio que Sucre ordenara se erigiera en el campo de batalla una columna en la que se leería en letras de oro lo siguiente:
“El ejército peruano de ocho mil soldados que invadió la tierra de sus libertadores fue vencido por cuatro mil bravos de Colombia el veinte y siete de febrero de mil ochocientos veinte y nueve”.1
La Mar protestó en carta que dirigió a Sucre desde Gonzamaná y suspendió el Convenio de Girón hasta que se retiraran las injurias, estando dispuesto a renovarlo si se corregían los yerros señalados. Aunque Bolívar con burla los calificó de “quejas de vieja”, La Mar estaba dispuesto a continuar la guerra en caso que no se hicieran los desagravios correspondientes. Además, aducía que el tratado debía ser ratificado por el Congreso para que entre en vigor.
El tratado contenía los siguientes puntos:
1.- El ejército invasor deberá desocupar todos los territorios del Estado de Quito.
2.- La desocupación deberá realizarse el 2 de Marzo de 1829 y terminar en el plazo improrrogable de 20 días.
3.- En el Tratado definitivo, que deberá celebrase en Guayaquil, se resolverán todos los reclamos de Colombia.
4.- Deberá desocuparse Guayaquil, levantándose el bloqueo del Norte.
5.- Para los asuntos limítrofes, se tomará como base el principio del uti possidetis iure de 1810.


Llamado también Convenio de Girón, es un documento que fue firmado el 28 de febrero de 1829, luego del triunfo de las fuerzas colombianas (el Ecuador no existía aún como país) sobre las peruanas, en la célebre e histórica Batalla de Tarqui.
Este documento, que de alguna manera pretendió establecer los límites entre los dos países, fue firmado, por parte de Colombia y a nombre del Gral. Sucre, por los generales O’Leary y Flores; y por parte del Perú, en representación del Gral. Lamar, por los generales Gamarra y Orbegoso.
Por medio de este tratado el Perú se comprometió a devolver la ciudad de Guayaquil, con todos sus parques de guerra; al reembolso de los gastos efectuados y contraídos por el puerto y el Azuay en la campaña, a la retribución de daños particulares y a la desocupación del territorio por la provincia de Loja. Además, es importante destacar el artículo 2 de dicho tratado que dice: «Las partes contratantes, o sus respectivos gobiernos, nombrarán una comisión para arreglar los límites de los dos estados, sirviendo de base la división política de los virreinatos de Nueva Granada y el Perú en agosto de 1809, en que estalló la revolución de Quito; y se comprometerán a cederse recíprocamente aquellas partes de territorio que por los defectos de una inexacta demarcación perjudican a los habitantes».
Aquí es preciso destacar que el Tratado de Girón fue un tratado de paz y no de límites, aunque intentó establecer los procedimientos que deberían seguirse para determinar los límites entre Colombia y Perú; cosa que no se cumplió, pues pocos días después de su firma el Perú pretendió desconocer dicho documento y se negó a entregar la ciudad de Guayaquil que había sido tomada al iniciarse las hostilidades.
Ante esta situación, el propio libertador Simón Bolívar -que se encontraba descansando en las cercanías de Guaranda- ordenó al Gral. Flores iniciar una nueva campaña para desalojar a los invasores. El 16 de junio de 1829 Flores atacó Samborondón, contando para el caso con el apoyo que le brindó desde Guayaquil el Gral. Wright; y tres días más tarde Bolívar llegó a Buijo (en Samborondón) y junto a Flores planificó la estrategia a emplear en la jornada final. Para entonces, los peruanos habían abandonado precipitadamente Babahoyo, Daule, Baba, Samborondón y Yaguachi.
Al término de esta campaña -que duró cerca de seis meses- se firmó el Tratado de Guayaquil.

http://es.wikipedia.org
http://www.enciclopediadelecuador.com