Ir al contenido principal

Profesiones y oficios

Da clic en la imagen para ver la lámina en tamaño completo

Las profesiones son ocupaciones que requieren de un conocimiento especializado, una capacitación educativa de alto nivel, control sobre el contenido del trabajo, organización propia, autorregulación, altruismo, espíritu de servicio a la comunidad y elevadas normas éticas.

Generalmente se acepta que una profesión es una actividad especializada del trabajo dentro de la sociedad, y a la persona que la realiza se le denomina: profesional. Se refiere a menudo específicamente a una facultad, o capacidad adquirida tras un aprendizaje que puede estar relacionado a los campos que requieren estudios de:

Formación Profesional donde se adquieren los conocimientos especializados respectivos para ejercer una ocupación u oficio; o a

Estudios universitarios, posgrado o licenciatura, tales como la psicología, derecho, medicina, instrumentación quirúrgica, enfermería, arquitectura, contabilidad , la ingeniería, o la militar.

Se refiere, generalmente…

Lamina de Útiles Escolares

Da clic en la imagen para ver la lámina en tamaño completo
lamina escolar educativa utiles escolares

Qué son los útiles escolares?
Son objetos o instrumentos que se usan para cierta labor o para determinada actividad, particularmente los que usan los niños en la escuela: útiles escolares, útiles de trabajo.

Se ha tomado fragmento del siguiente artículo como referencia a una definición de Útiles Escolares

Propongo aquí pensar en esos útiles escolares como objetos. Objetos con los que los chicos interactúan y objetos que sirven de medio para aprender o para enseñar

Por un lado, son objetos con los que se interactúa, se cargan de cierta energía emocional, se los guarda, resguarda, se los quiere, algunos se comparten, se cuidan, a veces se pierden, otras veces se muerden (generalmente sucede con los lápices), se ordenan o se ensucian, en fin, representan objetos del niño o del adolescente. Objetos que van a la escuela con ellos.

Es frecuente escuchar a los padres que al hacer referencia a la conducta del hijo en la escuela nombran también a estos objetos: “Es tan prolijo que le saca tanta punta al lápiz que lo gasta en dos días!”, “…jamás toca un libro y tiene la biblioteca llena”, “siempre se olvida el cuaderno de comunicados”, “La mochila le pesa tanto, pero no quiere dejar ni un lápiz en casa, no necesita todos los días llevar la mochila llena”, “le compro de todo pero no usa nada”, gastó un block de hojas haciendo avioncitos y tirándolos a los chicos”. Referencias al niño y sus objetos, referencias éstas que hablan acerca de cómo está ese niño o que le pasa ese día y cómo se vincula con esas cosas que le sirven como un medio para aprender.

Otro aspecto que menciono sobre estos útiles escolares se refiere a objetos que median entre el niño y las actividades que éste realiza en la escuela: El manual es un medio para obtener información, hacer ejercicios, el cuaderno o las hojas para escribir, en fin, todos sirven para facilitar el aprendizaje y algunos, también son recursos que sirven al maestro para la enseñanza.

Entonces, llamaremos “objetos escolares” a todos los elementos que usan los alumnos en la escuela para vehiculizar sus aprendizajes: Hojas para escribir, lápices, manuales, libros, etc. representan instrumentos que sirven para hacer efectiva la actividad escolar. Se trata de que estos objetos faciliten el trabajo de aprendizaje escolar.

En la escuela hay un “trabajo” por hacer, trabajo referido a las actividades que ponen en marcha el proceso de enseñanza-aprendizaje y esos objetos facilitan o dificultan la puesta en marcha de esas actividades o trabajo. Por esta razón los llamados útiles escolares deben ser elegidos con la finalidad de facilitar la puesta en marcha del trabajo. Si yo soy pintor y tengo un pincel de mala calidad que en cada pincelada pierde pelos, que se pegan en la pared, mi trabajo no me dejará satisfecho a mí ni a quien me lo ha pedido.

Si es posible pensar los útiles desde esta perspectiva, entonces, los productos no deben perder de vista la cuestión de representar elementos o instrumentos para facilitar el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Y en este sentido deben priorizarse o considerarse las necesidades reales y no las del consumo: comprar por comprar. Hay que otorgar un significado a estos objetos.

El docente también tiene una participación bastante directa sobre la relación del niño con algunos de estos objetos porque el maestro debe ser una especie de “andamio” que ayuda en el uso de los instrumentos para realizar de la mejor manera posible el trabajo.

Lic Susana Passano
http://www.encuentos.com