Biografia Coronel Francisco de Paula Lavayen

Da clic en la imagen para ver la lámina en tamaño completo


Patriota y prócer de la independencia nacido en la ciudad de Guayaquil en el año 1785, hijo del Sr. Pedro Lavayen y Rodriguez Plaza y de la Sra. María Magdalena de Muguerza y Rivas. Fue uno de los invitados a la fiesta que se dió el 1 de octubre de 1820 en la casa del Gral. José de Villamil, y estuvo presente en la reunión clandestina que esa noche preparó José de Antepara para organizar los movimientos independentistas de Guayaquil; reunión a la que el propio Antepara llamó "La Fragua de Vulcano".

En la memorable noche del 8 de octubre acompaño al Cap. Luis Urdaneta a la captura del Cuartel Daule, y luego, junto a ocho voluntarios más atacó y se apoderó de la Bateria Las Cruces, situada al sur de la ciudad. Al establecerse el Gobierno Libre de Guayaquil, luego de la Revolución del 9 de Octubre de 1820, fue ascendido al grado de Capitán y enviado en comisión para informar a Bolívar que Guayaquil, gracias al esfuerzo de sus hijos, había proclamado su independencia y era libre del yugo español.

Guayaquileño que desde muy joven mostró entusiasmo por la causa emancipadora y defendió a la ciudad de ataques armados. En 1816 peleó junto con los coroneles Jacinto Bejarano y José Carbo Unzueta para la rendición del almirante Guillermo Brown, que combatía a la armada española según las instrucciones del general San Martín.

En la madrugada del 9 de octubre de 1820 fue parte del grupo de voluntarios que tomó el fuerte de San Carlos; su labor luego del triunfo patriota no se declinó y se lo vio actuar en diversas comisiones, tal la que le confiaron para viajar al Cauca y notificar a Simón Bolívar sobre la liberación de Guayaquil.

Fue miembro del Colegio Electoral en noviembre del mismo año; combatió en Cone, cercanías del cantón Yaguachi (agosto/1821), Segundo Huachi (septiembre/1821) y Pichincha (mayo/1822). Colaboró con Vicente Rocafuerte en su insurrección contra el general Juan José Flores.

Murió el 24 de mayo de 1858 en Quito, donde fue sepultado en el cementerio de El Tejar de la Merced. Una tradicional calle de esta ciudad tiene su nombre. Su efigie destaca en la Columna del parque Centenario.

“Guayaquil no se independizó egoístamente para ella sola; Guayaquil le dio la independencia a toda la región y de manera especial a Quito; financió económicamente a los ejércitos libertadores, le permitió a Bolívar concluir la independencia de Colombia y, finalmente, fueron guayaquileños quienes le dieron la libertad al Perú, sellando de manera definitiva la independencia de América.

Tres libertadores –no dos– tiene América: Bolívar, San Martín y Guayaquil... Esa Guayaquil que fue tan dueña de la libertad que pudo regalarla generosamente”.


Efrén Avilés Pino, historiador guayaquileño.

Revisa nuestras Láminas más visitadas

.