Enfermedades asociadas al cigarrillo




¿Qué enfermedades causa?
El tabaco es la primera causa prevenible de mortalidad y morbilidad prematura en países industrializados, produce el 38% de las muertes prevenibles lo que supone unas 400.000 muertes anuales en EEUU y unas 40.000 en España.

Se ha calculado que en los países industrializados el tabaco es el responsable de dos millones de muertes anuales, de ellas la mitad se producen entre los 35 y 65 años.

Todo ello se debe a mas de 4000 sustancias tóxicas que se producen en la combustión del tabaco. Estas sustancias son capaces de producir efectos negativos de naturaleza mutagénica, citotóxica y proinflamatoria. Del humo del cigarrillo se inhala tan solo un 25%, el resto del 75% procedente de la combustión pasiva del cigarrillo entre las caladas pasa a la atmósfera, lo que se denomina corriente secundaria, en la que se ha demostrado que hay mayor concentración de ciertas sustancias tóxicas que son perjudiciales para el fumador pasivo. Todas estas sustancias tóxicas producen sus efectos nocivos en diferentes órganos, entre la que cabe destacar.

Aparato respiratorio
De los diferentes órganos que se ven afectados por el tabaco, es el aparato respiratorio el que se afecta de forma más rápida y objetiva. Hay diferentes sustancias procedentes de la combustión del tabaco que producen una inflamación crónica de las vías respiratorias produciendo alteraciones anatómicas como el edema de la mucosa, hiperplasia de las glándulas de la submucosa y destrucción de los cilios de las grandes vías aéreas cuya misión es eliminar las secreciones.

El humo del tabaco también tiene gran cantidad de sustancias de las llamadas oxidantes. Concretamente cada inhalación de un cigarrillo contiene 10 moléculas oxidantes de las que 10 son radicales libres del oxigeno. Los radicales dificultan la acción de unas sustancias producidas por el hígado llamadas antiproteasas cuya función es neutralizar la acción de las proteasa que destruyen el pulmón. Al alterarse el equilibrio entre proteasas y antiproteasas se produce un predominio de la destrucción pulmonar, esto provoca la destrucción de las paredes alveolares aumentando los espacios aéreos y produciendo lo que se llama enfisema pulmonar.

Dichas alteraciones causadas por el tabaco producen lo que se denomina Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) que es una combinación en diferentes grados de bronquitis crónica y enfisema pulmonar, dejado a su evolución lleva a una disminución de la capacidad pulmonar (medida por FEV1) y a insuficiencia respiratoria. La EPOC la padecen del 2,5 % al 3,5 % de la población adulta, el 10% de la población mayor de 40 años y hasta el 19 % en mayores de 65 años. Se calcula que en España esta enfermedad genera 38.000 consultas médicas por cada 1.000.000 habitantes de forma que hasta un 10% de los pacientes que acuden a una consulta de asistencia primaria padecen esta enfermedad. En la consulta de los especialistas de pulmón esta patología es la responsable del 35% de total.

Pese a que el tabaco es la primera causa del EPOC, se ha comprobado que tan sólo el 15 % de los fumadores desarrollarán la enfermedad clínicamente sintomática, lo que nos lleva a pensar que hay fumadores susceptibles a los efectos del tabaco, aunque por desgracia actualmente no hay datos que nos permitan predeterminar estos pacientes antes que inicien la enfermedad.

Se conoce que a partir de los 25 años la función pulmonar medida por el FEV1 disminuye a una velocidad que no supera los 30 cc al año en individuos no fumadores, mientras que un fumador susceptible disminuye entre el 40 y 100 cc al año, siendo el descenso mayor cuanto más evolucionada está la enfermedad si se sigue fumando, de forma que más de la mitad de los pacientes estarán muertos 10 años después del diagnostico. La mortalidad está directamente relacionada con el numero de cigarrillos por día e inversamente con la edad que se inició a fumar.

El dejar de fumar disminuye rápidamente la tos y el esputo, aunque no mejora la función pulmonar si consigue frenar la caída de esta, aproximando el descenso del FEV1 a la de los no fumadores, con lo que frena la evolución de la enfermedad y aumenta la expectativa de vida. Estos beneficios se consiguen incluso en estadios evolucionados de la enfermedad y en edades avanzadas.

Cáncer de pulmón
De las mas de 4000 sustancias nocivas detectadas en la combustión del tabaco hay que destacar aquellas que tienen efectos carcinógenos con capacidad de alterar el ADN, entre las que se encuentran el alquitrán, la nitrosaminas, los hidrocarburos policíclicos, etc. Estas sustancias son las causantes de uno de los mayores males del siglo XX y posiblemente de siglos posteriores.

El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en países industrializados en el varón, en Europa mueren unas 100.000 personas al año por cáncer de pulmón de ellas mas de 10.000 se producen en España.

Desde 1987 en EEUU es también la primera causa de cáncer en la mujer superando incluso al cáncer de mama, desde 1950 la mortalidad en la mujer ha aumentado un 550% de forma que la mayoría de las mujeres diagnosticadas de cáncer de pulmón no sobrevivirá mas de 14 meses desde su diagnóstico. Se puede pensar que las mujeres tienen menos predisposición a padecer cáncer de pulmón pero nada mas lejos de la realidad ya que se ha demostrado que estas son más susceptibles: un cigarrillo fumado por una mujer equivale a 1,7 cigarrillos fumado por el hombre llegando a casi duplicar el efecto carcinógeno en la mujer.

.En España la incidencia de cáncer de pulmón en la mujer es muy baja debido a que al hábito tabáquico se incorporó en los 70 con la incorporación de la mujer al mundo laboral y son necesarias tres décadas para empezar a ver los efectos catastróficos del tabaco, como se ha visto en otros países con una incorporación mas temprana de la mujer al mundo laboral, por lo que se espera un crecimiento explosivo de cáncer de pulmón con el inicio del nuevo siglo.
Se sabe que el tabaco es el responsable directo del 85 % del cáncer de pulmón y aunque todos los tipos de cáncer de pulmón tienen mayor incidencia en fumadores que en no fumadores, hay una mayor influencia en tumores de células pequeñas y escamosos.

Se ha visto un aumento de la incidencia de cáncer desde el primer pitillo, pero hay una clara relación entre la incidencia de neoplasia y la cantidad de tabaco consumido, dicho aumento no se produce de forma lineal sino de forma exponencial, de forma que un fumador de 40 cigarrillos día tiene mas del doble de riesgo de padecer cáncer que el que fuma 20 cigarrillos día. El riesgo también esta relacionado con el tiempo que se lleve fumando, de forma que es peor llevar fumando un paquete diario durante 20 años que dos paquetes diarios durante 10 años aunque la cantidad de tabaco total fumada sea igual. La edad de comienzo también altera el riesgo, aumentando el riesgo si se inició a edades tempranas. Y por último también influye el tipo de tabaco, la intensidad de la inhalación y el uso o no de boquillas.

El cese del hábito tabáquico reduce el riesgo de padecer cáncer de pulmón aunque siempre será superior al de un no fumador. Se ha comprobado un descenso del riesgo de neoplasia pulmonar entre un 20 y un 90 % dependiendo de la duración de la abstinencia, siendo menor el riesgo cuando la abstinencia es mayor. La reducción del riesgo empieza a ser evidente a partir de los cinco años de abstinencia llegando a reducirse en un 90% a los 15- 20 años sin fumar si se compara con los que siguen fumando, pero incluso con periodos mas prolongados de abstinencia siempre tendrá mas riesgo que los que nunca fumaron.

Hay otras patologías pulmonares menos frecuentes que también se han encontrado relacionadas con el hábito tabáquico como son: Bronquiolitis asociada a enfermedad pulmonar intersticial, Neumonía intersticial descamativa donde el 90% de los pacientes son fumadores y el Granuloma eosinófilo donde casi todos los pacientes son o han sido fumadores.

Patología cardiovascular
El tabaco produce efectos agudos en el sistema cardiovascular como la subida de tensión arterial, aumento de la frecuencia cardiaca y alteraciones del ritmo cardiaco que se acompañan con sensación de palpitaciones y angustia. Estos cuadros agudos del tabaquismo son pasajeros y ceden unas horas tras la supresión del tabaco. La patología más importante en el sistema cardiovascular es por efectos crónicos del tabaco. De las mas de 400.000 muertes al año de las que se considera causante el tabaco en los EEUU, 180.000 son por enfermedades cardiovasculares.

Entre estas enfermedades tenemos:
Cardiopatía isquémica
Enfermedad arterial periférica.
Enfermedad cerebrovascular

Cardiopatía isquémica
Hay algunos fumadores que todavía no creen que el tabaco sea un serio factor de riesgo para la patología cardiaca, en algunos estudios se demuestra que hasta el cuarenta por ciento de los fumadores, incluso de mas de 40 cigarrillos diarios, creen que el fumar no incrementa el riesgo de cardiopatía isquémica.

Pero realmente se ha demostrado que el tabaco aumenta el riesgo de patología coronaria, infarto de miocardio y muerte súbita por cardiopatía isquémica.

La mortalidad por cardiopatía isquémica se relaciona directamente con el número de cigarrillos fumados diariamente, si se inhala el humo del tabaco, la edad de comienzo y el número de años fumados. Adicionalmente el riesgo aumenta si se asocian otros factores de riesgo como la hipercolesterolemia, la diabetes y la hipertensión arterial. La incidencia de infarto de miocardio es seis veces mayor en las mujeres y tres veces en los hombres que fuman al menos 20 cigarrillos día.

El tabaco actúa en los diferentes pasos que causan la cardiopatía isquémica. Tiene un efecto tóxico sobre los vasos facilitando la permeabilidad a los lípidos, eleva las cifras de colesterol total y disminuye las cifras de HDL, ambos procesos facilitan el acumulo de grasa en el endotelio formando las placas de ateroma. También tiene un efecto vasoconstrictor directo que facilita la ruptura de la placa de ateroma.

Produce alteración en la coagulación sanguínea y aumento del fibrinógeno que facilita que se produzca un trombo en la arteria coronaria con mayor facilidad. Por último el tabaco es capaz de producir un aumento directo del gasto cardiaco y de la carboxihemoglobina, ambos procesos disminuyen el aporte de oxigeno al corazón. La sucesión de todos estos efectos a lo largo del tiempo lleva a desencadenar el siempre temido infarto de miocardio.

El riesgo de volver a tener un nuevo episodio de cardiopatía isquémica desciende casi inmediatamente cuando se deja de fumar y sigue descendiendo según sea mayor el periodo de abstinencia. El riesgo de recurrencia de un infarto de miocardio desciende un 50% después del primer año de abstinencia y se iguala a los no fumadores a partir del segundo año. El beneficio de dejar de fumar se ha comprobado que es independiente de la edad del paciente.

Enfermedad arterial periférica
La asociación de tabaco y vasculopatía periférica está claramente demostrada, produciendo arteriosclerosis en arterias de las piernas. Clínicamente se produce lo que se denomina claudicación intermitente que consiste en dolor en las pantorrillas con el esfuerzo y que desaparece con el reposo pudiendo llegar incluso a la necrosis de los músculos.

Entre los fumadores el riesgo de padecer claudicación intermitente clínicamente significativa es 3,7 veces mayor en los fumadores que en los no fumadores. El riesgo aumenta en relación directa con la intensidad en que se fume, de forma que un individuo que fume un paquete diario durante 25 años tiene 3,5 veces mayor probabilidad de padecer esta enfermedad mientras que si fuma 2 paquetes diarios durante el mismo tiempo el riesgo es 9 veces mayor comparado siempre con un no fumador.

Enfermedad cerebrovascular
El tabaco también es un factor de riesgo para tener una trombosis cerebral. En diversos estudios se ha visto que los fumadores tienen de 2 a 3 veces más probabilidad de tener una trombosis cerebral que los no fumadores. También el riesgo de tener esta enfermedad aumenta con la duración y la intensidad del consumo de tabaco.

El riesgo se multiplica si además el fumador es hipertenso (cifras de tensión arterial altas), llegando a ser 12,1 veces mayor que aquellos no fumadores y son normotensos (cifras de tensión arterial normales). Este riesgo desciende bruscamente al dejar de fumar y puede llegar a alcanzarse el nivel de los no fumadores en un espacio de 5 años.

saludalia.com

Muerte del Presidente Jaime Roldos Aguilera

Clic derecho para guardar la imagen

El 24 de Mayo de 1981, el Presidente Roldós al pronunciar su último discurso manifestó: "Hemos avanzado 21 meses, bajo un gobierno constitucional, cuando significa en países como el nuestro en los que ganar la estabilidad democrática, implica conquistarla día a día .... Ecuatorianos, fuimos serios y honestos. Seguimos siendo serios y honestos en todos y cada uno de nuestros planteamientos. Que no sean las palabras sino las obras, las que den el testimonio de nuestras intenciones, es hora del trabajo, el esfuerzo, la solidaridad, no de los paros, huelgas, amenazas, incomprensión o rumores.

Probemos el amor de la Patria cumpliendo cada quien con nuestro deber. Nuestra gran pasión es y debe ser el Ecuador. Nuestra gran pasión, oídme; es y debe ser el Ecuador. Este Ecuador que no lo queremos enredar en lo intrascendente, sino en lo valeroso, luchador infatigable, forjando un destino de grandeza. El Ecuador heroico que triunfó en Pichincha, el Ecuador de los valerosos de hoy, heroicos luchadores de Paquisha, Machinaza y Mayaycu, inmolados en estas legendarias trincheras. El Ecuador heroico de la Cordillera del Cóndor y el Ecuador entero de Libertad. Este Ecuador amazónico desde siempre y hasta siempre.

"VIVA LA PATRIA"

Personajes de la Fundación de Guayaquil

Da clic en la imagen para ver la lámina en tamaño completo
Personajes Fundacion Guayaquil Francisco Pizarro Diego Almagro Sebastian Benalcazar Francisco Orellana lamina escolar educativa

Biografía de los principales personajes de la
Fundación de Guayaquil:

Francisco Pizarro

Diego de Almagro

Sebastián de Benalcázar

Francisco de Orellana

Sebastián de Benalcázar

(Sebastián de Belalcázar o Benalcázar; Belalcázar, 1480 - Cartagena de Indias, 1551) Conquistador español. Al parecer llegó a América en uno de los últimos viajes de Colón. En 1514 llegó con Pedrarias Dávila al Darién, donde fue nombrado capitán. En 1524 participó en la conquista de Nicaragua y fue nombrado alcalde de una de sus ciudades (León).

En el Darién tuvo ocasión de conocer a Diego de Almagro y a Francisco Pizarro, y se unió a ellos para conquistar el Perú. Fue enviado a Piura con el cargo de teniente gobernador; luego organizó por su cuenta la expedición de Quito, ciudad que había sido destruida por el general Inca Rumiñahui, y allí tuvo que hacer frente a la resistencia india.

Belalcázar logró sus propósitos en 1533 y quedó con plenos poderes en Quito, ciudad que cambió su emplazamiento y fue llamada San Francisco, en honor de Pizarro. A partir de entonces se dedicó a la exploración y colonización de los territorios de la zona y a la fundación de nuevas ciudades. Exploró la región de Pasto y los valles del Cauca y Magdalena, fundando Santiago de Guayaquil, Ampudia, Popayán, Ansema Guacayo, Neiva y Santiago de Cali, y llegó a penetrar en la sabana de Bogotá.

En 1539 se encontró con Gonzalo Jiménez de Quesada en las proximidades de Bogotá e hicieron su entrada juntos en Santa Fe; poco después embarcaron para legitimar sus derechos en España. En 1541 regresó con el título de Adelantado y Gobernador de Popayán y de un extenso territorio que comprendía parte de Colombia y Ecuador.

Belalcázar prosiguió la fundación de nuevas ciudades, se apoderó de Antioquia y mandó ejecutar a Jorge Robledo. Acusado de malos tratos a los indios y de la muerte de Robledo, fue encarcelado y condenado a muerte, pero fue absuelto por una apelación que se hizo al rey. En 1548 luchó junto con Núñez de Vela y Pedro de la Gasca para sofocar la Rebelión Pizarrista. Murió a causa de una enfermedad en Cartagena de Indias, cuando intentaba embarcar hacia España.

Francisco de Orellana

(Trujillo, España, 1511 - ?, 1546) Explorador y conquistador español, descubridor de la selva amazónica y primer navegante del río más caudaloso de la Tierra.

Poco conocido y eclipsado por nombres de la talla de Hernán Cortés o Francisco Pizarro, Orellana protagonizó, sin embargo, uno de los episodios más brillantes de la historia española en el Nuevo Mundo, siendo su vida un ejemplo de heroísmo y honestidad.

Junto a Francisco Pizarro participó en la conquista del imperio de los incas, revelando ser un soldado hábil y sobre todo fogoso, tanto que en cierta ocasión pecó de temerario y perdió un ojo luchando contra los indios manabíes. Antes de cumplir los treinta años, Orellana había tomado parte en la colonización del Perú, había fundado la ciudad de Guayaquil y era, según los cronistas, inmensamente rico.

Al estallar la guerra civil entre Francisco Pizarro y Diego de Almagro, Orellana no dudó en decantarse a favor de su pariente Pizarro. Organizó un pequeño ejército e intervino en la batalla de Las Salinas, donde Almagro fue derrotado. Luego se retiró a sus tierras ecuatorianas y desde 1538 fue gobernador de Santiago de Guayaquil y de la Nueva Villa de Puerto Viejo, etapa en la que se distinguió por su carácter emprendedor y por su generosidad.

Además, hizo algo verdaderamente encomiable y singular: puesto que deseaba ligar su existencia a aquellos territorios, juzgó necesario aprender las lenguas indígenas y se dedicó concienzudamente a su estudio. Este afán, que le honra y distingue de sus rudos pares, iba a contribuir en gran medida a que alcanzase la ansiada gloria, como veremos más adelante.

Aun cuando podía haber terminado sus días rodeado de paz y prosperidad, ni las riquezas ni el bienestar podían calmar su sed de aventuras y nuevos horizontes. Por este motivo, cuando supo que el gobernador de Quito, Gonzalo Pizarro, estaba organizando una expedición al legendario País de la Canela, Orellana no vaciló ni un momento y se ofreció a acompañarlo.

Diego de Almagro

(Almagro, España, 1475 - Cuzco, actual Perú, 1538) Conquistador español, descubridor de Chile. Los orígenes de Diego de Almagro son inciertos. Parece que fue hijo ilegítimo de Juan de Montenegro y Elvira Gutiérréz, razón por la que adoptó el nombre de su ciudad natal como apellido.

En 1514 se enroló en la expedición a Panamá de Pedro Arias Dávila. En 1530 aparece asociado a Pizarro, cuando éste se dirigió a Perú y conquistó, de manera sorprendente, el Imperio Inca. Almagro permaneció en Panamá para reclutar hombres y conseguir avituallamiento.

Entre septiembre y octubre de 1532, Almagro salió de Panamá llevando un contingente de casi doscientos hombres bien armados y frescos, y una buena dotación de caballos, y luego de haberse detenido por algún tiempo en las costas ecuatorianas, salió de Portoviejo en febrero de 1533, y avanzó hacia Cajamarca, ciudad a la que llegó el 14 de abril de 1533, cuando ya Pizarro había logrado establecerse en ella y Atahualpa -de manera voluntaria- le había obsequiado para su rey un cuarto lleno de oro.

A su regreso a Perú, en 1537, Almagro ocupó la ciudad de Cuzco, por considerar que pertenecía a su gobernación. Este hecho suscitó un sangriento enfrentamiento entre almagristas y pizarristas que concluyó con la victoria de los hermanos Pizarro en la batalla de las Salinas, en abril de 1538. Hecho prisionero, Almagro fue ejecutado el mes de julio de ese mismo año.

Francisco Pizarro

(Trujillo, España, 1478-Lima, 1541) Conquistador español. Hijo natural del capitán Gonzalo Pizarro, desde muy joven participó en las guerras locales entre señoríos y acompañó a su padre en las guerras de Italia.

En 1502, embarcó en la flota que llevaba a las Indias a Nicolás de Ovando, el nuevo gobernador de La Española. Hombre inquieto y de fuerte carácter, no logró adaptarse a la vida sedentaria del colonizador, razón por la que decidió participar en la expedición de Alonso de Ojeda que exploró América Central (1510) y luego en la de Vasco Núñez de Balboa que descubrió el océano Pacífico (1513).

Entre 1519 y 1523, sin embargo, se instaló en la ciudad de Panamá, de la cual fue regidor, encomendero y alcalde, lo que le permitió enriquecerse. Conocedor de los rumores que hablaban de la existencia de grandes riquezas en el Imperio Inca, decidió unir la fortuna que había amasado con la de Diego de Almagro para financiar dos expediciones de conquista (1524-1525 y 1526-1528), que se saldaron con sendos fracasos.

A causa de las penalidades sufridas en el segundo intento, Pizarro se retiró a la isla del Gallo con doce hombres, mientras Almagro iba a Panamá en busca de refuerzos. Los «trece de la fama» aprovecharon para explorar parte de la costa oeste de América del Sur, región que denominaron Perú, tal vez por la proximidad del rio Virú, y tuvieron constancia de la existencia de una gran civilización. No obstante, ante la negativa del gobernador de Panamá a conceder más hombres a Almagro, en 1529 Pizarro viajó a España a fin de exponer sus planes al rey Carlos I, quien, en las capitulaciones de Toledo (26 de julio de 1529), lo nombró gobernador, capitán general y adelantado de las nuevas tierras, designación real esta que provocó el recelo y la frustración de Almagro.

De regreso en Panamá (1530), Pizarro preparó una nueva expedición de conquista, y en enero de 1531 embarcó con un contingente de 180 hombres y 37 caballos hacia Perú. Informado de la guerra que enfrentaba al emperador inca Atahualpa con su hermanastro Huáscar, el 16 de noviembre de 1532 el conquistador español se entrevistó en la ciudad de Cajamarca con Atahualpa y, tras exhortarle sin éxito a que abrazase el cristianismo y se sometiera a la autoridad de Carlos I, lo capturó en un sangriento ataque por sorpresa.

El inca acordó con los extranjeros llenar de oro, plata y piedras preciosas una habitación a cambio de su libertad, pero de nada le sirvió cumplir su parte del pacto, pues Pizarro, reforzado por la llegada de Almagro al frente de un centenar de arcabuceros, acusó a Atahualpa de haber ordenado el asesinato de Huáscar desde la prisión y de preparar una revuelta contra los españoles y ordenó su ejecución, que se cumplió el 29 de agosto de 1533. A continuación se alió con la nobleza inca, lo cual le permitió completar sin apenas resistencia la conquista de Perú, empezando por Cuzco, la capital del Imperio (noviembre de 1533), y nombrar emperador a Manco Cápac II, hermano de Huáscar.

Poco después, Pizarro y Almagro se enemistaron por la posesión de Cuzco, y si bien primero unieron sus fuerzas para sofocar la rebelión indígena dirigida por Manco Cápac contra el dominio español (1536), acabaron por enfrentarse abiertamente en la batalla de las Salinas, en abril de 1538. Derrotado y prisionero, Almagro fue procesado, condenado a muerte y ejecutado por Hernando Pizarro, hermano del conquistador (8 de julio de 1538).

La venganza de los partidarios de Almagro, liderados por su hijo, se produjo el 26 de junio de 1541, fecha en que Pizarro murió asesinado en su palacio de Lima, ciudad que él mismo había fundado a orillas del río Rímac seis años antes.

Extraído de Biografias y Vidas

Fundación de Santiago de Guayaquil

Da clic en la imagen para ver la lámina en tamaño completo
Fundacion Guayaquil 25 Julio laminas escolares educativas sebastian benalcazar francisco orellana diego almagro


Guayaquil recuerda este 25 de julio uno de los episodios más gratos de su historia, su fundación española en un año que todavía es objeto de investigación, a fin de alcanzar claridad y exactitud fuera de toda discusión. No obstante este vacío, Guayaquil se engalana en este día, y sus habitantes cantan himnos que enaltecen y que exaltan las glorias de su pasado.

La ciudad de Santiago de Quito, hoy Santiago de Guayaquil, se fundó en Riobamba durante el proceso de la conquista española.

El legendario Rumiñahui, líder de la resistencia indígena, se enfrentaba al ejército del capitán Sebastián de Benalcázar, y el capitán Pedro de Alvarado, Gobernador de Guatemala, a la cabeza de 400 hombres, marchaba hacia el Reino de Quito, en el objetivo de conquistarlo.(1)

Por esta circunstancia se encontraba el mariscal Diego de Almagro en Riobamba. Al fundarse la ciudad de. Santiago de Quito, hoy Santiago de Guayaquil, la Monarquía Española tomaba posesión del territorio del Reino de Quito.

El mariscal Diego de Almagro, facultado por el Gobernador Francisco Pizarro, fundó en Riobamba la ciudad de Santiago de Quito, hoy Santiago de Guayaquil, el 15 de agosto de 1534, y la Villa de San Francisco de Quito, el 28 de agosto del mismo año. El 12 de marzo de 1535 se estableció la Villa de San Gregorio de Portoviejo.

Con la fundación de la ciudad y las villas citadas se constituyó la Provincia Española de Quito, denominada después Real Audiencia de Quito, hoy República del Ecuador.

Santiago de Quito, hoy Santiago de Guayaquil, fue la primera ciudad fundada en el actual territorio del Ecuador, y la segunda en América.

La ciudad se fundó con el nombre de Santiago de Quito. Esta fue la primera denominación que tuvo. Se llamó Santiago, por el Apóstol Santiago, santo de mayor jerarquía de España en la época de la Conquista de América y, Quito, por el Reino de Quito.

El mariscal Diego de Almagro fundó la ciudad Santiago de Quito hoy Santiago de Guayaquil, el 15 de agosto de 1534, "cerca de la Laguna de Colta, y al pie del Chimborazo, en un punto que corresponde al actual pueblo de Cicalpa" (2).

La ciudad se fundó en la jurisdicción de la antigua Riobamba, destruida por el terremoto de 1797. En 1799 Riobamba se trasladó a la meseta de Tapi, lugar donde existe actualmente.

El Acta de Fundación de Santiago de Quito hoy Santiago de Guayaquil, dice (3).

"En el pueblo de Riobamba, a quince días del mes de agosto, año del nacimiento de Nuestro Salvador Jesucristo de mil y quinientos y treinta y cuatro años, el magnífico señor Mariscal don Diego de Almagro, Mariscal de Su Majestad en estos reinos de la Nueva Castilla por su Majestad, y Lugarteniente General de Gobernador y de Capitán General en ella por el muy magnífico señor el Comendador don Francisco Pizarro, Adelantado, Gobernador y Capitán General en ellos por Su Majestad, etc.: y en presencia de mí, Gonzalo Díaz, escribano de Su Majestad y su notario público en la su corte y en todos los su reinos y señoríos, dijo el señor Mariscal: Que por cuanto él, en nombre de su Majestad, y del dicho señor Gobernador en su Real nombre, ha conquistado y pacificado estas provincias de Quito, y ha placido a Nuestro Señor que los mas señores y principales e indios ella están, como están, pacíficos y debajo del yugo y obediencia de su Majestad, porque más verdaderamente vengan a las paces y se conviertan a nuestra santa fe católica con la conversación y buen ejemplo, doctrina y policía de los cristianos españoles, vasallos de su Majestad, que en estas partes poblaren: en nombre de Su Majestad y del dicho señor Gobernador en su Real nombre, fundar un pueblo de españoles en esta provincia, al presente... Por tanto, él, en nombre de Su Majestad y del dicho señor Gobernador Francisco Pizarro en su Real nombre, y por virtud de los poderes que de su señoría tienen como su Teniente de Gobernador y de Capitán General, fundada y fundó un pueblo al cual, en el dicho nombre, puso por nombre ciudad de Santiago de Quito. La cual dicha fundación dijo que hacia e hizo en este pueblo de Riobamba, donde al presente está, con tal condición y aditamento, el dicho señor Gobernador lo apruebe, y que pareciéndole a su señoría el dicho pueblo se debe mudar a otra parte o a él en su nombre- se pueda mudar; porque al presente, a casusa de ser la tierra nuevamente conquistada y andar acabándola de pacificar, no se ha visto ni tienen experiencia de los sitios donde mejor pueda estar el dicho pueblo, en lo que toca al servicio de Su Majestad y a la conversión de los naturales, bien y pro de los vecinos y moradores que en la dicha ciudad se avecindaren y poblaren; y andando el tiempo, podría haber experiencia de todo, y que el dicho pueblo se mudase en otro cabo mejor y que más convenga, y donde se haya mejor las calidades que se requieren para fundación de pueblo y población.

Y luego, el dicho señor Mariscal en el dicho nombre, habiendo hecho la dicha fundación según y de la manera que dicha es, dijo que porque la dicha ciudad sea regida y la justicia de Su Majestad en ella administrada como conviene a su Real servicio, él en nombre de Su Majestad y del dicho Gobernador Real nombre, nombraba e nombró por Alcaldes Ordinarios de Su Majestad a Diego de Tapia y Gonzalo Farfán, y por Regidores a Marcos de Varela y a Hernando Gallegos y a Hernando de Prado y a Martín Alonso de Angulo y a Hernando de Gamarra y a Cristóbal de Ayala y a Cristóbal Orejón ya Lope Ortiz... a los cuales, y a cada uno de ellos, nombró para los dichos oficios, y hasta tanto que dicho señor Gobernador Francisco Pizarro -o él en su nombre- otra cosa provean, conforme a la orden que se suele tener en las semejantes elecciones. Y en nombre de Su Majestad, y del dicho señor Gobernador, dijo que les daba poder cumplido, tal cual de derecho se requiere, a los dichos Alcaldes, para que puedan traer varas de justicia en la dicha ciudad y sus términos, y oír y determinar en los casos de justicia, así civiles como criminales, y en las otras cosas tocantes a sus oficios anexas y pertenecientes: y así mismo a los dichos Regidores en lo tocante a sus oficios... y porque dijo que no sabe escribir, firmó por él a su ruego BIas de Atienza. Por mandado del señor mariscal, BIas de Atienza".

La ciudad de Santiago de Quito, hoy Santiago de Guayaquil, se fundó en el Campamento Militar organizado en Riobamba, formado por el ejército del capitán Sebastián de Benalcázar y del Mariscal Diego de Almagro, quien nombró a los miembros del Cabildo, entregó las varas de justicia con sus respectivas cruces y tomó el juramento a las autoridades municipales.

Los miembros del primer Cabildo de la ciudad de Santiago de Quito, hoy Santiago de Guayaquil, fueron los siguientes:

1.- Diego de Tapia, Alcalde.
2.- Gonzalo Farfán, Alcalde.
3.- Marcos de Varela, regidor.
4.- Hernando de Gallegos, regidor.
5.- Hernando de Prado, regidor.
6.- Martín Alonso de Angulo, regidor.
7.- Hernando de Gamarra, regidor.
8.- Cristóbal de Ayala, regidor.
9.- Cristóbal Orejón, regidor.
10.- Lope Ortiz, regidor.


Gonzalo Díaz, Escribano Real, el lunes 17 de agosto de 1534 "abre y da inicio al Libro Primero del Cabildo, en cuyas páginas se registran las primeras sesiones del Cabildo Municipal de Santiago de Quito, hoy Santiago de Guayaquil.

En la misma fecha el Cabildo Municipal nombró a López Ortíz, Procurador de la Ciudad, y a Antonio Redondo, Mayordomo. Además dispuso que se inscriban las personas que deseen ser vecinos de la ciudad.

El miércoles 19 de agosto de 1534 el Cabildo sesionó para tratar sobre la presencia del capitán Pedro de Alvarado en el escenario del Reino de Quito.

El 29 de agosto del mismo año, el Cabildo volvió a sesionar para resolver sobre la vecindad de Juan de Espinoza, Alcalde Mayor, y para solicitar cuentas a Pedro de Puelles, tenedor de los bienes de los soldados muertos.

El uso del término fundación ha dado lugar a diferentes confusiones. Se lo confunde con traslado o mudanza y con reasentamiento.

El acto de fundar una ciudad constituye una acción jurídica. La ciudad de Santiago de Quito, hoy Santiago de Guayaquil, en el orden jurídico, fue fundada una sola vez. La ciudad sólo podía desaparecer, en el orden legal, por la decisión expresa de la autoridad fundadora competente, procedimiento que jamás se realizó en el caso de Santiago de Quito, hoy Santiago de Guayaquil. La ciudad, en su primera etapa de organización, tuvo diferentes traslados y reasentamientos.
El Acta de Fundación de Santiago de Quito, hoy Santiago de Guayaquil, establece la facultad legal para trasladarse o mudarse a diferentes asientos. La institución que se trasladaba era el Cabildo.

El traslado o mudanza de Santiago de Quito, hoy Santiago de Guayaquil, desde el asiento de Riobamba a los diferentes parajes de la Costa se debió básicamente a las necesidades estratégicas de la Conquista Española, representada en esa época por Diego de Almagro, Sebastián de Benalcázar y Francisco de Orellana.

LA CIUDAD SE TRASLADA A CHILINTOMO
La ciudad de Santiago de Quito, hoy Santiago de Guayaquil, se trasladó de Riobamba a Chilintomo, por septiembre de 1534 (5).

El capitán Sebastián de Benalcázar trasladó la ciudad al sitio La Cruz, en la boca del río Babahoyo, en la región de Chilintomo (6). En forma paralela se trasladó del asiento de Riobamba la Villa de San Francisco de Quito al asiento indígena e histórico de Quito, donde se estableció el 6 de diciembre de 1534.

El traslado de la ciudad de Santiago al pueblo de indios llamado Chilintomo se realizó para asegurar la posesión de la región del litoral ecuatoriano.

En los parajes de la región de Chilintomo gobernaba el célebre Cacique Guayaquile, cuya existencia histórica se establece a través de numerosos documentos de la época de la conquista española (7).

La ciudad de Santiago estuvo asentada en Chilintomo desde septiembre de 1534 hasta junio de 1535. Entonces existió un cordial entendimiento entre el Cacique Guayaquile y los españoles vecinos de la ciudad de Santiago (8).

El 22 de enero de 1535, el Gobernador Francisco Pizarro, desde Pachacámac (Perú), aprueba la fundación y nombramiento de los miembros de los Cabildos de Santiago de Quito (Santiago de Guayaquil) y de Villa de San Francisco de Quito, fundadas en Riobamba por Almagro en 1534.

LA CIUDAD SE TRASLADA AL ESTERO DE DIMAS
A mediados de junio de 1535 la ciudad de Santiago se traslada a un nuevo asiento. El capitán Sebastián de Benalcázar la trasladó al Estero de Dimas (9).

El Cacique Guayaquile colaboró en el asentamiento de Santiago en el Estero de Dimas (10). Este asentamiento también ha sido denominado por la historia como el de Amay o Babahoyo antiguo (11). Durante el segundo tercio del siglo XVI se denominó Amay al río Babahoyo, llamado después Río Grande.

La palabra Amay, significa "Cauce grande", según Federico Von Buchwald, estudioso de la lengua aborigen del litoral.

Se sostiene, sin respaldo documental, que Bena1cázar eligió el 25 de julio de 1535, día del Apóstol Santiago, para trasladar y organizar la ciudad en el Estero de Dimas. Este es el origen, equivocado por cierto, de creer que Guayaquil se fundó el 25 de julio. En realidad Benalcázar no tenía facultad para fundar la ciudad, pues la ciudad ya estaba fundada. La historia tampoco establece el día y el mes exacto del mencionado traslado.

El capitán Sebastián de Bena1cázar sale de Santiago a continuar su empresa conquistadora. Encarga al Alcalde Diego de Daza la Gobernación de la ciudad. Los vecinos asentados en Estero de Dimas exigen al pueblo indio oro y mujeres hermosas. Aquí aparece la figura del Cacique Guayaquile. En enero de 1536 los indios Chonos se sublevan y destruyen la ciudad. Después el capitán Diego de Tapia, trató de restablecerla, sin éxito.

En 1536 aparece el uso del nombre de Guayaquil como tributo de admiración al Cacique Guayaquile. Los documentos del Cabildo de Santiago en Estero de Dimas se quemaron durante la destrucción de la ciudad. Fueron Alcaldes Ordinarios de Santiago, Antonio de Rojas y Diego de Daza.

LA CIUDAD SE TRASLADA A CHADAY
Hacia abril de 1536 la ciudad de Santiago se traslada al paraje de Chaday. La mudanza fue realizada por el capitán Hernando de Zaera, por disposición del Gobernador Francisco Pizarro.

El sitio de Chaday estuvo ubicado a orillas del río que llamamos hoy Río de Yaguachi, afluyente del viejo Río de Amay. En 1536 se empezó a usar el nombre de Santiago de Guayaquil para referirse a la ciudad (12). La denominación de Chaday aparece en el Mapa preparado para el Censo Nacional de 1950. Está ubicado en el margen derecho del Río Yaguachi (13).

Los documentos oficiales del Cabildo de Santiago de Guayaquil, asentado en Chaday, desaparecieron. La ciudad se despobló por agosto de 1536. En los cuatro meses de vida efímera se levantó en Chaday una docena de chozas.

El capitán Hernando Zaera salió de Santiago de Guayaquil llamado por el Gobernador Francisco Pizarro durante la sublevación del Inca Manco-Cápac. A Chaday llegó Francisco de Orellana, como Teniente de Gobernador, y trasladó la ciudad al cerro Santa Ana (Lominchao).

LA CIUDAD SE TRASLADA AL CERRO SANTA ANA
En septiembre de 1536 se hace referencia a Santiago de Guayaquil con el apodo "La Culata", término aplicado a la región del Golfo de Guayaquil.

El nuevo asiento de Santiago de Guayaquil fue el cerro Santa Ana (Lominchao), en cuyas faldas organizó el capitán Francisco de Orellana.

La palabra Lominchao, en lengua aborigen significa “montículo cubierto de vegetación leñosa”. Se afirma que Francisco de Orellana, Capitán General y Teniente de Gobernador hasta 1541, trasladó la ciudad de Chaday al cerro Santa Ana (Lominchao), a mediados de 1537.

Los principales compañeros del capitán Francisco de Orellana en el traslado y en la organización de la ciudad en el cerro Santa Ana fueron:
Juan de Jaen, Lopez de Acevedo, Juan Fernández, Cristóbal de Villota, Manuel de Estacio, Francisco de Olmos, N. Goljon, y Diego Martín.

Las actas del Cabildo de Santiago de Guayaquil de esta época no se conservaron. La historia solo ha registrado los nombres de los miembros del Cabildo Municipal que organizó el capitán Francisco de Orellana.

El 1 de marzo de 1541 el capitán Francisco de Orellana, con 30 españoles y 300 nativos de la Cuenca del Guayas, sale de Santiago de Guayaquil a la gran odisea del descubrimiento del Amazonas.

Fue Orellana quien reconoció la importancia geográfica de la ubicación de Santiago de Guayaquil para.la navegación marítima y fluvial y para el desarrollo económico y social de la región.

EL CAPITÁN URBINA RESTABLECE LA CIUDAD
En 1541 se produce un levantamiento general de los indios del litoral ecuatoriano. Guayaquil estuvo situada durante seis meses por los choros y punáes.

La ciudad en gran parte fue quemada y destruida. Se afirma que los vecinos de Santiago de Guayaquil se refugiaron en la provincia de Manabí.

En 1542, el capitán Diego de Urbina, Teniente de Gobernador de Guayaquil y Portoviejo, después de pacificar la región restableció la ciudad de Santiago de Guayaquil, en el cerro Santa Ana.

En el cerro Santa Ana, llamado en idioma aborigen Lominchao, empezó la vida colonial de Santiago de Guayaquil, eje del proceso colonizador en la región del litoral ecuatoriano.

En esta época la ciudad enfrentó nuevos desafíos (14). En 1693 la ciudad (Ciudad Vieja) se traslada a Puerto Cazones (Ciudad Nueva), separada por cinco esteros.

Esta ciudad, desde 1537, año de su traslado definitivo al cerro Santa Ana, ha sido un destacamento de grandeza en la historia nacional.

EL NOMBRE DE LA CIUDAD
Entre 1534 Y 1542 la ciudad de Guayaquil fue denominada con diferentes nombres.

Desde 1535 empezó a llamarse solo Santiago, pero agregándole el nombre geográfico del lugar de su asentamiento. Por ello se conoció a la ciudad como Santiago en el Estero de Dimas, de Amay o Babahoyo Viejo. En 1536 se la conoció como Santiago de Chaday.

En 1536 empezó también a llamarse Santiago de Guayaquil, para identificarla con la región, el Cacique y el pueblo aborigen de Guayaquile, asentado en la Cuenca del Guayas.

El Cacique Guayaquile, personaje histórico de gran trascendencia, es una figura clásica de nuestra identidad. El prócer y poeta José Joaquín de Olmedo, rescatando la tradición de su tiempo, menciona al Cacique en las notas del célebre poema La Victoria de Junín (Canto a Bolívar).

El arqueólogo Julio Viteri Gamboa sostiene que el pueblo aborigen y el Cacique que dio su nombre a la ciudad estuvo asentado en el Kilómetro 21 de la actual vía Durán-Boliche (15).

La ciudad también fue conocida con el nombre de Santiago de La Culata, término que servía para designar a la región del Golfo de Guayaquil.

Además era conocida la ciudad con el nombre de Santiago de la Nueva Casti11a. Esto tiene una explicación. La ciudad de Santiago pertenecía a la Provincia española de Quito, formada por Guayaquil, Quito y Portoviejo.

La Provincia Española de Quito perteneció a la jurisdicción del Reino de la Nueva Casti11a (perú), gobernado por Francisco Pizarro. Por esta circunstan¬cia se denominaba Santiago de la Nueva Casti11a.

El nombre del Apóstol Santiago también está asociado a Guayaquil. en 1492 "era luz y espejo de las Españas, patrón y guía de los Reyes de Castilla y de León" (16).

Durante la conquista de América fue el patrón y el protector del Ejército Español.

El Cabildo Municipal de Guayaquil, en la época de la Colonia, organizaba el 25 de julio de cada año los festejos en honor al Apóstol Santiago, patrono de la ciudad (17). Se celebraba con un desfile encabezado por el Estandarte Real Español.

Al producirse la Independencia de Guayaquil en 1820, la celebración en honor al Apóstol Santiago se suprimió por ser una tradición religiosa impuesta por la dominación española. Entonces se adoptó el 9 de Octubre como fecha clásica de la ciudad.

En realidad, las raíces históricas de la identidad guayaquileña, tiene como uno de sus antecedentes más firmes al Cacique Guayaquile y a la gesta gloriosa del 9 de Octubre de 1820.

El nombre oficial de la ciudad fue Santiago de Quito. La tradición y la historia la bautizó como Santiago de Guayaquil. Las demás denominaciones fueron circunstanciales y efímeras.

En la actualidad el nombre de la ciudad ha adquirido su propia personalidad. Guayaquil es sinónimo de identidad, de historia y de prácticas sociales y democráticas de gran profundidad (18).

El miércoles 19 de agosto de 1534 el Cabildo sesionó para tratar sobre la presencia del capitán Pedro de Alvarado en el escenario del Reino de Quito.

El 29 de agosto del mismo año, el Cabildo volvió a sesionar para resolver sobre la vecindad de Juan de Espinoza, Alcalde Mayor, y para solicitar cuentas a Pedro de Puelles, tenedor de los bienes de los soldados muertos.

El uso del término fundación ha dado lugar a diferentes confusiones. Se lo confunde con traslado o mudanza y con reasentamiento.

El acto de fundar una ciudad constituye una acción jurídica. La ciudad de Santiago de Quito, hoy Santiago de Guayaquil, en el orden jurídico, fue fundada una sola vez. La ciudad sólo podía desaparecer, en el orden legal, por la decisión expresa de la autoridad fundadora competente, procedimiento que jamás se realizó en el caso de Santiago de Quito, hoy Santiago de Guayaquil. La ciudad, en su primera etapa de organización, t.uvo diferentes traslados y reasentamientos.

El Acta de Fundación de Santiago de Quito, hoy Santiago de Guayaquil, establece la facultad legal para trasladarse o mudarse a diferentes asientos. La institución que se trasladaba era el Cabildo.

El traslado o mudanza de Santiago de Quito, hoy Santiago de Guayaquil, desde el asiento de Riobamba a los diferentes parajes de la Costa se debió básicamente a las necesidades estratégicas de la Conquista Española, representada en esa época por Diego de Almagro, Sebastián de Benalcázar y Francisco de Orellana.

http://www.bibliotecadeguayaquil.com
Tomado del Boletín de la Biblioteca Municipal de Guayaquil, No. 87 de enero del 2003.

La batalla del Pichincha 24 de Mayo de 1822

Da clic en la imagen para ver la lámina en tamaño completo http://www.ele.com.ec/ La América Hispánica había comenzado a...